12.7 C
La Plata

VIH: saber si se es portador del virus evita transmitirlo y que no se desarrolle el sida

El test de VIH es gratuito, voluntario y confidencial. En Argentina, se calcula que el 17% de las personas que viven con VIH no saben que lo tienen.

Cada 27 de junio se conmemora el Día Nacional de la Prueba del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) en el país, fecha muy significativa para tener presente la importancia de detectar si se es portador del virus, y así tomar medidas de prevención para evitar transmitirlo a otras personas.

El test de VIH es gratuito, voluntario, y confidencial. Es decir, nadie puede ser obligado a realizárselo y se debe firmar un consentimiento informado para permitir su determinación. Además, el equipo de salud no puede revelar la práctica realizada ni el resultado del diagnóstico.

De acuerdo a información difundida por Fundación Huésped, existen dos tipos de test: el llamado ELISA, que consta de una extracción de sangre en un laboratorio, y el test rápido, para el que se depositan unas gotas de sangre de la yema de un dedo sobre una tira reactiva y cuyo resultado se obtiene veinte minutos después. En ambos casos, si el resultado es positivo, debe ser confirmado con una prueba de laboratorio denominada Western Blot.

Un resultado de VIH positivo implica lo siguiente:

– Se detecta presencia de anticuerpos del VIH en la sangre, por lo que la persona tiene VIH, pero no significa que tenga Sida;

– La persona puede transmitir el VIH, ya sea por vía sexual, contacto sanguíneo o a través de la gestación (vía perinatal o vertical);

– Se debe usar preservativo en las relaciones sexuales para no transmitir el VIH.

– En caso de que una persona quede embarazada, debe tomar los recaudos necesarios para evitar la transmisión al bebé.

El VIH no presenta síntomas, por lo tanto, la única manera de saber si alguien porta la infección es través de un test de sangre. En Argentina, se calcula que el 17% de las personas que viven con VIH no saben que lo tienen.

El VIH es un virus que afecta al sistema inmunológico del organismo, es decir, a las células que operan como defensas del organismo ante el contacto con enfermedades. Cuando el VIH devilita el sistema de defensas al punto que permite la aparición de otras enfermedades a las que no puede combatir, la persona entra en la etapa avanzada de la infección por VIH es la que se denomina Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida (Sida).

Si bien no existe cura para el VIH, existe un tratamiento llamado Tratamiento Antirretroviral Altamente Activo que consiste en una combinación de diferentes medicamentos que cumplen distintas funciones.

El tratamiento, si bien no cura la infección, evita la replicación del VIH. Al lograr que el virus no se multiplique, la calidad y expectativa de vida es similar a la de quienes no tienen el virus.

Indetectable = Intransmisible

Si una persona con VIH tiene carga viral indetectable en sangre por más de 6 meses y realiza su tratamiento sin interrupciones, los estudios han mostrado que no se verificaron casos de transmisión sexual del VIH. Es importante destacar que en el caso de lactancia materna sí se han identificado casos de transmisión, aún cuando la madre estuvo indetectable.

Este nuevo descubrimiento, ha ayudado a disminuir el estigma de las personas que viven con VIH. Además, pueden decidir, en conjunto con su pareja, abordando miedos, deseos y preferencias, si utilizan o no preservativo y en el caso de las personas gestantes, pueden decidir buscar un embarazo.

Los tratamientos existentes permiten disminuir la cantidad de virus en sangre al punto de mantenerlo en forma indetectable. Sin embargo, esto no significa que el VIH no esté en el cuerpo. En menor cantidad, el virus sí se encuentra en los fluidos del cuerpo. También, si las personas suspenden el tratamiento, a los pocos días presentan un aumento de la cantidad de virus. 

Dejanos tu comentario

Últimas noticias