13.4 C
La Plata

Nació el primer bebé concebido con un nuevo método de fertilidad desarrollado en Argentina

El resultado es parte de un ensayo piloto que realizaron investigadores del Conicet y una startup con sede en Argentina y España.

Científicos del Conicet, que fundaron una startup o bioempresa, desarrollaron un método de fertilidad que activa los espermatozoides en el laboratorio como si estuvieran en el tracto reproductivo de la mujer. Ya se logró el primer nacimiento en el mundo de un bebé gestado por este método que los creadores llamaron Hypersperm.

El bebé nació en Buenos Aires. El resultado es parte de un ensayo piloto que buscó mejorar el desarrollo embrionario a partir de las técnicas de reproducción ya convencionales como la fertilización in vitro. Además, hay otros dos embarazos logrados con la misma técnica que se encuentran actualmente en el tercer trimestre.

Alrededor del 17,5% de la población adulta, aproximadamente 1 de cada 6 en todo el mundo, experimenta infertilidad, según la Organización Mundial de la Salud. Esos datos han puesto de manifiesto “la urgente necesidad de aumentar el acceso a una atención de la fertilidad asequible y de alta calidad para quienes la necesitan”, había advertido la agencia sanitaria en abril pasado.

Los científicos vinculados con este proyecto venían desde hace décadas estudiando los problemas de fertilidad humana. Consideraron que generalmente cuando se hacen los tratamientos de fertilidad, se separa a los espermatozoides en el laboratorio y luego se unen con el óvulo.

Históricamente se ha centrado la atención en el óvulo, pero se ha demostrado que la actividad del semen contribuye más allá que en la fecundación. Lo que hace el método es que facilita que el espermatozoide adquiera capacidad de movimiento, que es crítica para el éxito de las fecundaciones y que, sin embargo, no se reproduce correctamente con las técnicas actuales de reproducción asistida.

Los investigadores hicieron un estudio piloto con 10 pacientes que tenían dificultad para tener hijos en un centro de fertilidad en Buenos Aires. Esas personas ya habían pasado por varios tratamientos de fecundación in vitro sin éxito.

En la mitad de los pacientes se aplicó el nuevo método, que incluye un kit con soluciones que se aplican a los espermatozoides. En la otra mitad, se usó el método convencional, como grupo de control. Contaron con la aprobación de un comité de ética.

En base al ensayo piloto que se hizo el año pasado y a los estudios pre-clínicos en ratones y vacunas, los investigadores afirman que el número de embriones de alta calidad a partir de espermatozoides tratados por el método Hypersperm aumenta un 63%.

Dejanos tu comentario

Últimas noticias