18.4 C
La Plata

Los desafíos para una población que crece: hay 7 millones de adultos mayores en la Argentina 

El Ministerio de Salud presentó el análisis de situación del envejecimiento, un informe que contempla cifras y también propuestas para promover la calidad de vida. 

El Ministerio de Salud de la Nación presentó el análisis de situación del envejecimiento de personas mayores en Argentina donde se determinó que “en el país los adultos de 60 años y más, pasaron de 5.771.696 personas en el 2010 a casi 7.000.000 en el 2019″. 

“El desafío es cumplir con los pilares propuestos por OMS para esta década, promover investigaciones e intervenciones que contemplen indicadores como la expectativa de vida y fortalecer el trabajo en red para mejorar en conjunto la calidad de vida de la población”, destacó la directora de Adultos y Personas Mayores, Adriana Capuano. 

Analizado en proporción al total de la población, las personas mayores representaban el 14,1% en el Censo del 2010 y un 15,5% en la proyección poblacional del 2019, es decir que la ciudadanía de adultos mayores creció un 1,4% en nueve años. 

El estudio, desarrollado a partir de los datos disponibles de la Dirección de Estadísticas e Información de la Salud (DEIS), analizó las bases de la mortalidad de las personas mayores y tiene como objetivo dimensionar las diferentes causas y tasas por jurisdicción para identificar intervenciones futuras en políticas de salud. 

El estudio determinó que el proceso de envejecimiento poblacional en el país (adultos de 60 años y más) ha ido aumentando: pasó de 5.771.696 personas en el 2010 hasta alcanzar casi 7.000.000 en el 2019. 

Además, se detallaron las causas más frecuentes de mortalidad en las personas mayores son las enfermedades del sistema circulatorio (32,6%), las enfermedades del sistema respiratorio (19,3%) y los tumores malignos (17,7%). 

A lo largo del periodo analizado, las enfermedades del sistema circulatorio mostraron un patrón descendente y el grupo de ciertas enfermedades infecciosas y parasitarias presentaron tasas elevadas al inicio del período descripto, para luego mostrar una tendencia a la baja. 

Los tumores malignos y las lesiones por causas externas arrojaron porcentajes más elevados en el grupo de 60 a 79 años, mientras que las enfermedades respiratorias fueron más frecuentes en personas de 80 años y más. 

Por otra parte, causas como la diabetes mellitus y las enfermedades del sistema urinario mostraron un aumento a partir de los últimos años analizados. 

“Argentina es el primer país de la región en generar un documento técnico que empieza a estructurar las intervenciones estratégicas en torno a los pilares de la Década del Envejecimiento Saludable”, destacó el representante de OPS/OMS en Argentina, Javier Uribe. 

Afecciones asociadas al envejecimiento

Entre las afecciones más comunes de la vejez cabe citar la pérdida de audición, las cataratas y los errores de refracción, los dolores de espalda y cuello, la osteoartritis, las neumopatías obstructivas crónicas, la diabetes, la depresión y la demencia. Es más, a medida que se envejece aumenta la probabilidad de experimentar varias afecciones al mismo tiempo. 

“La vejez se caracteriza también por la aparición de varios estados de salud complejos que se conocen habitualmente por el nombre de síndromes geriátricos. Por lo general son consecuencia de múltiples factores subyacentes que incluyen, entre otros, la fragilidad, la incontinencia urinaria, las caídas, los estados delirantes y las úlceras por presión”, señala un informe de la OMS. 

En tanto, la ampliación de la esperanza de vida ofrece oportunidades, no solo para las personas mayores y sus familias, sino también para la sociedad en su conjunto. En esos años de vida adicionales se pueden emprender nuevas actividades, como continuar los estudios, iniciar una nueva profesión o retomar antiguas aficiones. Por otro lado, las personas mayores contribuyen de muchos modos a sus familias y comunidades. No obstante, el alcance de esas oportunidades y contribuciones depende en gran medida de un factor: la salud. 

Desde la OMS aportan, además, que la evidencia indica que la proporción de la vida que se disfruta en buena salud se ha mantenido prácticamente constante, lo que implica que los años adicionales están marcados por la mala salud. Cuando las personas pueden vivir esos años adicionales de vida con buena salud y en un entorno propicio, su capacidad para hacer lo que más valoran apenas se distingue de la que tiene una persona más joven. En cambio, si estos años adicionales están dominados por el declive de la capacidad física y mental, las implicaciones para las personas mayores y para la sociedad se vuelven más negativas. 

Datos de la OMS 

-Entre 2020 y 2030, el porcentaje de habitantes del planeta mayores de 60 años aumentará un 34%. 

-En la actualidad, el número de personas de 60 años o más supera al de niños menores de cinco años. En 2050, el número de personas de 60 años o más será superior al de adolescentes y jóvenes de 15 a 24 años de edad. 

-En 2050, cerca del 65% de las personas mayores vivirá en países de ingresos bajos y medianos. 

-La pauta de envejecimiento de la población es mucho más rápida que en el pasado. 

-Todos los países se enfrentan a retos importantes para garantizar que sus sistemas sanitarios y sociales estén preparados para afrontar ese cambio demográfico. 

Dejanos tu comentario

Últimas noticias