15.6 C
La Plata

Buen corazón: dieta variada y reducir la sal, el azúcar y el alcohol

Especialistas en cardiología y alimentación participan del 48° Congreso Argentino de Cardiología (SAC22) que se realiza en la Ciudad de Buenos Aires.

En el marco del 48° Congreso Argentino de Cardiología (SAC22) que se realiza en la Ciudad de Buenos Aires varios especialistas aseguraron que la dieta de los argentinos no es variada y que es necesario reducir la ingesta diaria de sal, azúcar y el alcohol para prevenir enfermedades cardiovasculares.

Judith Miriam Zilberman, coordinadora del Servicio de Hipertensión Arterial del Hospital Cosme Argerich detalló que “la dieta promedio de los argentinos es poco variada y pobre en calidad” y que el 80% de consumo energético proviene solo de 40 alimentos entre los cuales se destacan “papa, pan y pollo”, de acuerdo a datos del Centro de Estudios sobre Políticas y Economía de la Alimentación (Cepea).

La cardióloga mencionó que cuando se habla de dietas a nivel cardiovascular se busca que estén bien las arterias y apuntó que las barreras para una buena alimentación “son individuales, socioculturales, de políticas gubernamentales y hasta globales”.

El consumo de verduras y pescados, usar poca sal, y dejar de lado gaseosas, alimentos de altos contenidos grasos, grasas saturadas y carbohidratos colaboran a mejorar la salud cardiovascular, mientras los alimentos ricos en ácidos grasos saturados (AGS), como chocolate amargo y carne sin procesar, no están asociados necesariamente con mayor riesgo de ECV o diabetes.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la ingesta de menos de 2 gramos de sodio por día.

“Se asocia la ingesta de sal con una presión arterial alterada. En nuestro país y en general en el mundo, su ingesta supera los valores recomendados por las guías alimentarias y de hipertensión. En los países de más altos ingresos es donde se ve mayor ingesta de sodio por el consumo de alimentos procesados”, detalló Graciela Beatriz Molinero, miembro titular de la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC).

La presidenta de la Asociación Argentina de Tecnólogos Alimentarios, Susana Socolovsky, recordó asimismo que las personas deben ingerir 50 gramos de azúcares como máximo en la dieta diaria, por lo que sugirió realizar sustituciones con edulcorantes no calóricos y nutritivos. “Se usan mínimas cantidades y tienen una potencia de sabor mucho mayor que los azúcares”, detalló.

La especialista aclaró que los edulcorantes están aprobados por un comité internacional de expertos científicos que depende de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y afirmó que “no hay evidencia de que puedan aumentar el riesgo de enfermedad cardiovascular”.

Con respecto al alcohol, Oscar Mario Pángaro, médico cardiólogo, sostuvo que el consumo moderado de vino tinto es el que tiene mayor beneficio por contener componentes fenólicos, que son antioxidantes y que favorecen la absorción intestinal, y advirtió que cuando es excesivo está asociado a la hipertensión.  

Dejanos tu comentario

Últimas noticias